Los teóricos de la fotografía

No dejo de tropezarme.

 

La última piedra se llama "El acto fotográfico" de Phillipe Dubois. Antes lo fueron Momeñe, Sontag, Fontcuberta, Kossoy…Como honrosas excepciones figuran Barthes (cómo no) y Freund. Miedo me da aventurarme con otros ensayistas. Me viene a la mente una frase leída de Frank Zappa: “Escribir de música es como bailar de arquitectura”. Y Lewis Hine decía, y es bien sabido, que “si pudiera decirlo con palabras, no iría todos los días cargado con mi cámara”. Entiendo la necesidad humana de comprender, clasificar, categorizar, poner en orden el conocimiento…pero esa necesidad de análisis puede ser contraproducente, forzada, vacía, incomprensible.

 

Ningún ensayo me ha aportado nada más allá del punctum/studium y ya hasta eso lo dudo. La crítica y el ensayo fotográfico crecen como las setas en otoño y yo ya me he cansado de salir al campo. Por supuesto que mucha gente opina lo contrario. No voy a ir yo contra los tótems inamovibles que representan ciertas obras porque llevo las de perder. Simplemente, detecto una soberbia y petulancia intelectualoide en estos libros, que su lectura me provoca rechazo y no paso del primer capítulo. Con Susan Sontag lo he intentado varias veces y lo dejo en cuanto detecto ese tufillo a prepotencia. Otros sí los he leído completamente y me he quedado igual. Tampoco estamos para perder el tiempo. Tengo varios libros con el marcapáginas fijo casi al comienzo.

 

Esta reacción obedece a la última piedra del camino. Libro recomendado por un fotógrafo reconocido en un taller (me guardo el nombre) hace varios años, lo encontré la semana pasada en una librería en mi último viaje, y me dije “vamos a darle la oportunidad”. Error.

 

Un ensayista fotográfico que no hace fotos es un sinsentido, alguien que sólo sabe la mitad de la historia. Y si hace fotos, habla con sus imágenes. No hay necesidad de verbalizar algo que probablemente no lo necesite y que además no sea fácil.

 

Esta reflexión me lleva a otro punto, la obligación de justificación que parecemos tener los que fotografiamos, idea que desarrollaré con tiempo y ganas.